01La reforma fast track que elimina el requisito de los dos años de residencia en el estado para quienes aspiren al cargo de Fiscal General del Estado de Oaxaca, tiene como objetivo imponer a un personaje afín al Gobierno del Estado, asentó el Comisionado Político Nacional del Partido del Trabajo (PT) en Oaxaca, senador Benjamín Robles Montoya.

De gira por la región del Istmo y en conferencia de medios locales, reclamó que de manera mañosa y disimulada, como lo han sido siempre las prácticas del PRI, han disfrazado este acto en contra del Pueblo de Oaxaca como una armonización con la Constitución Federal.

“El requisito de la residencia efectiva de dos años que preveía la Constitución de Oaxaca no era contrario a la Constitución Federal ni se trataba de un requisito menor”.

“Su objetivo, su razón de ser, es que quien encabece la investigación de los delitos sea una persona familiarizada con la realidad que vive nuestra entidad oaxaqueña en materia delictiva; que conozca qué delitos lastiman a la sociedad oaxaqueña en cada región, la percepción social, las dinámicas delictivas, las zonas de riesgo, los focos rojos, los medios comisivos”, manifestó en conferencia de medios el legislador oaxaqueño.

Y es que señaló que si el gobernador propone a personas que no conocen estos aspectos, porque no han residido el tiempo suficiente en Oaxaca es porque no le interesa contar con un fiscal idóneo, sino con un fiscal a modo y darle chamba a uno de sus cuates del Infonavit.

Y desafortunadamente, apuntó, el Congreso del Estado está actuando como comparsa, al incluir a dichas personas en la lista que envió el Ejecutivo estatal, demostrando con ello que hizo una reforma constitucional a modo. Una reforma a la carta.

“El uso del Ministerio Público, y del sistema de justicia en general como instrumento al servicio de los intereses de los gobernantes  ha sido uno de los grandes reclamos ciudadanos desde hace muchas décadas”, reiteró Robles.

La subordinación de la procuración de justicia a los intereses del gobierno en turno generó su perversión, trajo consigo vicios como la práctica sistemática de la tortura, el abuso de poder, la falta de profesionalización, entre muchos otros, generando así el descrédito del sistema de justicia, lamentó.

 

02

 

“Pero hoy, las y los oaxaqueños estamos preocupados ante las maniobras llevadas a cabo con el objetivo de que el Gobierno de Estado vulnere la autonomía de la Fiscalía y preserve el control del Ministerio Público”, acusó el representante popular.

El proceso de designación del Fiscal General, que consagra la Constitución del Estado, debería ser justamente uno de los mecanismos para garantizar la autonomía de la Fiscalía. De la misma manera, los requisitos para ocupar el cargo no son meras ocurrencias del legislador, sino que tienen el objetivo de garantizar que a ese cargo acceda una persona con perfil independiente y profesional, reiteró el senador Benjamín Robles.

“No le exigiremos al Congreso rechazar la terna, porque con ello se permitiría que el gobernador designe al fiscal, con lo que consumaría su intención de tener uno a modo. Pero lo que sí le exigimos al Congreso es que deje de actuar como comparsa y comience a actuar con responsabilidad”, expresó con firmeza.

Su compromiso es con las y los oaxaqueños, no con el gobernador, le recordó al Legislativo.

“Exigimos como fiscal a una persona que conozca las necesidades de Oaxaca en la materia, no un cuate del gobernador que deslegitime y desprestigie a la Fiscalía, pero sobre todo que la someta a los designios del Ejecutivo. Exigimos una Fiscalía y un Ministerio Público verdaderamente autónomos”, insistió el líder del PT.