01Sobre el espionaje telefónico del que fueron víctimas periodistas y activistas por parte del Gobierno mexicano, como lo reveló una investigación periodística internacional, el senador del Partido del Trabajo (PT) Benjamín Robles Montoya exigió la caída del Presidente de México y del secretario de Gobernación, por considerarlos como los principales responsables.

Durante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, en representación de la fracción parlamentaria, el oaxaqueño condenó la actitud del gobierno federal respecto de la adquisición de costosos programas para espiar a líderes de opinión, tecnología que se vende únicamente  para la búsqueda y localización de criminales.

Ante esta situación que viola los Derechos Humanos y atenta contra la libertad de expresión, Robles Montoya expresó:

“El espionaje ha sido algo común, es un común denominador en este país, no solamente del gobierno de Peña Nieto, todos los gobiernos anteriores lo han hecho. La gran diferencia de entre todo eso que sabemos, es que hoy han salido pruebas a relucir, lamentablemente otra vez desde el exterior”.

 

02

 

“Nosotros decimos que ahora que hay pruebas, hay que ir en contra de quien sabemos han comprado y adquirido eso programas, esos aparatos, porque ya llegaron a límites inimaginables. ¿Quién va a caer? Yo diría que debe caer el presidente de la República, Peña Nieto, él es el responsable; yo digo que debe caer el secretario de Gobernación, porque necesitamos que alguien caiga, porque si no otra vez será este país, el país de la impunidad ante pruebas contundentes”.

Como bloque PT-Morena, Benjamín Robes pidió ir en contra de quienes han comprado estos programas de espionaje, toda vez que es un problema que se ha visto desde décadas atrás promovido por el viejo régimen para mantenerse en el poder y atacar a la oposición.

 

03

 

Antes se sabía del tema pero no se contaba con pruebas, ahora es diferente, asentó el senador al referirse a la investigación realizada por The New York Times, en la que se documentan las acciones del “Gobierno espía”.

Sin embargo, pese a este acto que consideró como cobarde, el legislador federal reiteró que la oposición se fortalece porque es el Pueblo mexicano quien ahora ya tiene conocimiento de la actuación del Ejecutivo.

En este sentido, urgió a deslindar responsabilidades para que este problema no se quede únicamente en un debate; peor aún, precisó, que no quede en la impunidad, por eso se debe castigar a los culpables.