INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA LA FRACCIÓN IV BIS 3 AL ARTÍCULO 3, Y LA FRACCIÓN V AL ARTÍCULO 65; ASIMISMO, SE REFORMA EL SEGUNDO PÁRRAFO DE LA FRACCIÓN III DEL ARTÍCULO 27 Y EL TERCER PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 37, TODOS DE LA LEY GENERAL DE SALUD.

Senador Pablo Escudero Morales
Presidente de la Mesa Directiva
de la H. Cámara de Senadores
Presente.

El que suscribe, Benjamín Robles Montoya, Senador de la República de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 8 fracción I y 164 del Reglamento del Senado de la República; someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se adiciona al artículo 3, la fracción IV Bis 3, y la fracción V al artículo 65; asimismo, se reforman el segundo párrafo de la fracción III del artículo 27,  y  el tercer párrafo del artículo 37 de la Ley General de Salud, al tenor de la siguiente:

 

Exposición de Motivos

La política pública en materia de salud, referente al desarrollo infantil temprano ha sido inexistente en la agenda del gobierno federal, y de los gobiernos estatales y municipales de México; al igual que en otros países, el desarrollo temprano ha sido visto como una tarea exclusiva de las familias y no de los gobiernos, limitándose estos últimos a facilitar la custodia en "guarderías" y no el desarrollo integral de las y los menores, agravando esta situación el hecho de que las niñas y niños con acceso a este servicio son hijas e hijos madres trabajadoras en el sector formal, dejando fuera de este servicio a las hijas e hijos de padres trabajadores o de mujeres y hombres laborando en el sector informal.

 

01

 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron en México un parte aguas, toda vez que esto permitió visibilizar y sensibilizar respecto de temas como: erradicar la pobreza y el hambre, reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna, no obstante, esto no ha sido suficiente para cubrir las necesidades de atención de los aproximadamente 12,260,555 (doce millones doscientos sesenta mil quinientos cincuenta y cinco) de niñas y niños menores de 5 años en México.

 

02

 

En definitiva, la atención integral a la primera infancia debería ser uno de los temas prioritarios de la agenda pública, obedeciendo a los hechos científicos que demuestran la trascendencia de este período de la vida (de 0 a 5 años), en el que se forman el 40% de las habilidades mentales y comienzan a tener impacto en los niveles de decisión de las personas adultas.

Como país, tenemos la obligación de diseñar programas y estrategias que brinden la atención debida a los distintos aspectos del desarrollo infantil, más allá de los cuidados básicos para asegurar la supervivencia de las niñas y los niños, es decir, debemos  invertir no sólo recursos económicos, sino además humanos y técnicos capaces de ofrecer a las niñas y niños mexicanos las mejores oportunidades para su desarrollo temprano e integral, otorgando claro está, mayor atención a las niñas y niños que viven en situación de pobreza.

 

03

 

Sin lugar a dudas, en México se invierte poco en la formación de las niñas y niños, sobre todo en las y los menores de 5 años, reitero, a pesar de las evidencias científicas que establecen que este es el periodo más significativo en la formación del individuo, y es clave para el desarrollo del capital humano; tan es así que en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en el capítulo denominado “VI.2. México Incluyente”, objetivo “2.1. Garantizar el ejercicio efectivo de los derechos sociales para toda la población”, se establece de manera muy generalizada y escueta la acción de “Promover acciones de desarrollo infantil temprano.”, sin que se definan estas acciones.

Si bien es cierto existen programas dirigidos a la infancia temprana, también lo es que estos no atienden desde el origen las causas de la problemática y no dan seguimiento a los resultados de los mismos; además de que dichos programas no llegan a toda la población de manera oportuna, sin dejar de observar que los mismos constantemente sufren recortes presupuestales.
En este sentido, la presente iniciativa propone que sea materia de salubridad general la detección de trastornos del desarrollo infantil de manera temprana y se brinde la atención correspondiente que permita a las niñas y niños menores de 5 años alcanzar su grado máximo de desarrollo, atendiendo sus propias condiciones.

Esto “constituye un reto para los diferentes niveles de atención médica (primaria y especializada) debido a que requieren: reconocimiento precoz, evaluación apropiada, diagnóstico certero, determinación de etiología y la implementación de intervenciones necesarias con asignación adecuada de recursos y predicción de la evolución final” , no obstante, es un esfuerzo que tenemos que realizar en beneficio de los 12,260,555 (doce millones doscientos sesenta mil quinientos cincuenta y cinco) niñas y niños menores de 5 años en México.

Por lo anteriormente expuesto, respetuosamente me permito someter a este Congreso, la siguiente iniciativa con proyecto de

 
DECRETO:

ARTÍCULO ÚNICO. Se adiciona la fracción IV Bis 3 al artículo 3 y la fracción V al artículo 65; asimismo, se reforma el segundo párrafo de la fracción III del artículo 27 y  el tercer párrafo del artículo 37, todos de la Ley General de Salud para quedar como sigue:

Artículo 3o.- En los términos de esta Ley, es materia de salubridad general:

I. a III.
IV. …
IV Bis. …
IV Bis 1. …;
IV Bis 2. …;
IV Bis 3. Aplicación de pruebas de tamizaje diseñadas para identificar riesgo de retraso de desarrollo en niñas y niños menores de 5 años;
V. a XXVIII. …

Artículo 27. …
I. …
II. …
III. ...


Para efectos del párrafo anterior, la atención médica integrada de carácter preventivo consiste en realizar todas las acciones de prevención y promoción para la protección de la salud, de acuerdo con la edad, sexo y los determinantes físicos y psíquicos de las personas, de manera prioritaria se aplicará y dará seguimiento a las pruebas de tamizaje diseñadas para identificar riesgo de retraso de desarrollo en niñas y niños menores de 5 años, realizadas preferentemente en una sola consulta;

IV. a XI. …

Artículo 37.- ...
...
Dichos servicios, en los términos de esta Ley y sin perjuicio de lo que prevengan las leyes a las que se refiere el párrafo anterior, comprenderán la atención médica, la atención materno-infantil, la identificación oportuna de factores de riesgo de retraso en el desarrollo de niñas y niños menores de 5 años, la planificación familiar, la salud mental, la promoción de la formación de recursos humanos, la salud ocupacional y la prevención y control de enfermedades no transmisibles y accidentes.

Artículo 65.- …

I. a III. …


IV. Acciones relacionadas con educación básica, alfabetización de adultos, accesos al agua potable y medios sanitarios de eliminación de excreta, y

V. Acciones relacionadas con la identificación oportuna de factores de riesgo de retraso en el desarrollo de niñas y niños menores de 5 años.


Transitorio.

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones a los catorce días del mes de septiembre de dos mil dieciséis.  


Atentamente,

Senador Benjamín Robles Montoya