01

Para proteger el libre desarrollo de la personalidad de las niñas y niños menores de 5 años, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya presentó una iniciativa para endurecer las penas en contra de quienes cometan abuso infantil.

Y es que dijo que al parecer hay invisibilidad en la sociedad y estas prácticas se han considerado únicamente como un problema que trasgrede las normas sociales, cuando en realidad, debido a su impacto y las consecuencias negativas que tienen sobre la vida y el desarrollo de las niñas o niños víctimas, debe ser reconocido como lo que es: un delito grave y, entonces, ser tratado como tal.

Por lo que, ante el pleno senatorial expuso:

“Y creo, compañeras y compañeros, que nuestra labor como legisladores, como representantes populares, debe ir más allá, debemos no solamente visualizar esta problemática, yo creo que tenemos que coadyuvar con la Federación y con los estados para generar mecanismos que inhiban la comisión de estos delitos cometidos evidentemente contra el libre desarrollo de la personalidad de las niñas y los niños, principalmente por los que tienen menos de cinco años, quienes por esa condición, por su condición física, se encuentran en un mayor grado de vulnerabilidad”.

Por esa razón pidió a la Cámara de Senadores que dictamine y vote a favor la iniciativa con proyecto de decreto para que se modifique el Código Penal Federal en su artículo 209, a efecto de endurecer las sanciones de los delitos cometidos contra el libre desarrollo de la personalidad, si estos son perpetrados en contra de niñas y niños menores de cinco años.

Robles Montoya argumentó que, de acuerdo a un informe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual, violencia física y homicidio de niñas y niños.

 

02

 

Dijo que en marzo de este año fue aprobado un decreto por el que el Congreso de la Unión declara el día 19 de noviembre de cada año como el “Día Nacional Contra el Abuso Sexual Infantil”, lo cual significa el reconocimiento de una problemática sumamente grave que afecta a todas y a todos como sociedad, pero representa también el punto de partida fundamental para comenzar a generar soluciones.

“Sin duda, del tema del que hablamos, implica una tarea titánica por lo mucho que hay que hacer todavía, ya que el abuso sexual infantil es una de las formas más graves de violencia contra la infancia y conlleva efectos devastadores y permanentes en la vida de quienes lo sufren, ahí la relevancia de modificar la ley y endurecer las penas en contra de quienes cometan todo tipo de abuso en contra de nuestras niñas y niños”.

A la iniciativa del senador Benjamín Robles se adhirieron senadores de diferentes expresiones políticas, al considerar que es un tema muy sentido dentro de la sociedad mexicana.