Respaldo absoluto al gobierno de México para construir un acuerdo comercial basado en la confianza y buena fe

04

El pasado 10 de diciembre de 2019, el Presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la firma del Acuerdo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC). En este acto, asistieron representantes de las tres naciones en un acto de congruencia a la dinámica de negociación amistosa, cuyos ejes fueron la confianza y la buena fe.

         Sin embargo, recientemente el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade Kuri, informó que de la revisión puntual del Acuerdo Modificatorio se observaron disposiciones contrarias a los intereses de nuestro país, que se refieren a la designación de 5 inspectores para vigilar la implementación de la reforma laboral mexicana. El funcionario ya ha declarado su rechazo a esta medida.

         Como Diputado Federal rechazo cualquier mecanismo que pretenda sustituir la colaboración por injerencia. Sé que el Gobierno de México siempre ha estado en disposición de cumplir con su palabra, por lo que mecanismos desproporcionados, que rechazan la confianza mutua entre las naciones, no pueden tener cabida en este acuerdo comercial.

         Celebro la determinación del Gobierno de México para analizar, punto por punto, los alcances del TMEC y plantear las observaciones necesarias para la defensa de nuestros intereses. Lamento mucho que un proceso que debió ser plenamente transparente, hoy genere dudas legítimas. Confío en que este hecho sea superado y exhorto respetuosamente al Senado de la República a acompañar esta decisión en el proceso de ratificación del instrumento internacional.